Causas de averías en las cerraduras

Las cerraduras de las puertas siempre se rompen inesperadamente, como cualquier dispositivo. Esto es especialmente cierto en el caso de la cerradura de la puerta de entrada, que requiere ayuda de profesionales para que vuelva a sentir la tranquilidad de siempre en su hogar.

Causas de las averías

Mencionaremos algunas de las causas de las averías de su cerradura, en el cual es necesario contar con un especialista:

Mal funcionamiento de la lengua lingual

Si hay violaciones asociadas con la lengüeta de la cerradura, por ejemplo, cierres periódicos o falta de respuesta al giro de la llave, entonces la reparación de esta parte es obligatoria: ignorar el problema puede provocar una emergencia y un daño irreparable.

Por lo tanto, es imperativo verificar la correspondencia del tamaño del orificio con la lengua. El problema del agujero estrecho se resuelve perforando y compensando la placa de hierro. La instalación de superposiciones de bloqueo al final de la estructura de la puerta ayudará a arreglar la lengüeta suelta.

El mecanismo del cerrojo esta roto

En caso de problemas con el funcionamiento del perno, se debe abrir todo el mecanismo, por lo tanto, aquí se recomienda el asesoramiento y la asistencia de un especialista que sepa exactamente cómo arreglar una cerradura de puerta de dicho modelo. El especialista hará un análisis del cerrojo, y hará lo siguiente:

  1. Desmantelar las plataformas;
  2. Con un cincel o un martillo, retirara la parte del marco de la puerta en la que se corta la tira de metal.
  3. Si la apertura de la puerta de entrada se realiza “para uno mismo”, entonces no habrá ninguna dificultad especial para abrirla. De lo contrario, la jamba quedará inutilizable, pero la puerta se salvará.

En cualquier caso, antes de abrir la cerradura, el especialista no solo debe evaluar sobriamente la capacidad, sino también preguntarse la conveniencia de la reparación: tal vez la avería se haya vuelto crítica, y un reemplazo completo del mecanismo sería lógico, en lugar de su tratamiento parcial y, en consecuencia, temporal.

Si la cerradura tiene un imán

Las cerraduras magnéticas y electromagnéticas son una categoría separada de mecanismos de bloqueo. Los primeros sirven simplemente para sujetar la puerta y no implican un esfuerzo significativo para abrirla. Se utilizan exclusivamente en puertas y muebles de interior. Toda reparación de cerraduras magnéticas consiste en apretar o arreglar el soporte suelto; todo se reduce a la pieza de cerrajería o carpintería.

La reparación de cerraduras electromagnéticas requiere algunos conocimientos de ingeniería eléctrica, ya que para su trabajo están conectadas a un circuito eléctrico; si apagas la corriente, se abren. Sus averías, respectivamente, se dividen en dos categorías: mecánicas y eléctricas. El primero es visible a simple vista, generalmente se trata de un desplazamiento u obstrucción de la superficie del imán. Si un electricista falla, se deben buscar las razones:

  • En el propio imán, esto es poco probable, pero su bobina puede quemarse. En este caso, se necesitará una pieza de repuesto;
  • En el circuito de control, el contacto responsable de suministrar voltaje a la bobina no funciona;
  • Botones: por ejemplo, si la llave de apertura se atasca, el circuito estará permanentemente abierto;
  • En cualquiera de los contactos, en los circuitos eléctricos, las averías ocurren en los lugares más débiles, que son giros y juntas.

En cualquier caso, reparar cerraduras electromagnéticas no es solo abrir la caja, sino también el desmontaje completo de todo el dispositivo.

Visite nuestra la pagina cerrajeros Vigo para mayor información.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*